martes, 4 de febrero de 2014

2 Euros Países Bajos 2013: 200 Aniversario del Reino


Paises Bajos 2013 2 Euros Conmemorativos


Esta es la segunda moneda conmemorativa de 2 Euros que los Países Bajos emitieron en 2013, tras acuñar una para celebrar el traspaso del trono de la Reina Beatrix a su hijo Willem-Alexander. Esta moneda conmemora los 200 años de independencia del Reino de los Países Bajos.

La moneda recoge en la parte central una cinta que realiza un sinuoso recorrido que va dibujando los perfiles de los siete diferentes reyes que ha habido en este país desde que se independizó. Los monarcas miran alternativamente a derecha y a izquierda y el recorrido comienza de fuera (el más reciente) a dentro (el más antiguo). Envolviéndolos a todos, tenemos la leyenda WILLEM-ALEXANDER KONING DER NEDERLANDEN (Willem-Alexander rey de los Países Bajos, en neerlandés) que, a pesar de ser la leyenda más visible, no deja de ser una información genérica; la verdadera leyenda de esta moneda se encuentra en la parte izquierda: 200 JAAR KONINKRIJK (200 años unidos). En la parte inferior, encontramos el año de acuñación (2013) y las marcas de la ceca.

En total se fabricaron 3,5 millones de monedas que vieron la luz el 8 de octubre de 2013. Este fabuloso diseño fue idea de Helmut Andexlinger.

Mapa Paises Bajos
Situación de los Países Bajos en Europa

Desde la independencia de los Países Bajos de España en el siglo XVI, el país fue gobernado como una república estructurada como una confederación de ocho provincias con gran autonomía, aunque la de Drente era tan pobre que ni pagaba impuestos ni estaba representada en las Cortes. Esta república lo era más bien a nivel teórico (no tenían monarca), ya que a la hora de la verdad el cargo supremo (Estatúder) era transmitido de padres a hijos. 

Estandarte Republica Batavia
Estandartes de la Republica de Batavia

En 1795, en plena Revolución Francesa, estalló una revolución y el estatúder se vio obligado a huir del país, que cambiaría de nombre por el de República Bátava (Batavia era el nombre que los romanos le habían dado a la región). En la práctica, era un estado satélite de la I República Francesa. En 1810 fue finalmente anexionado como parte del Imperio Francés y hasta 1813 el país no fue liberado por las tropas prusas y rusas.

Imperio Frances
División del país al integrase en el Imperio Francés

El nuevo Reino de los Países Bajos incluía territorios de los actuales Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo, retornando la corona a manos de la familia Orange-Nassau, que precisamente es la que aparece representada en la moneda. Por orden cronológico, y de dentro a afuera, tenemos a:

Willem I  Willem I (1815-40): heredero del último estatúder de la república y el primero en ostentar el título de rey. Su labor consistió en reconstruir un país devastado tras la guerra contra Napoleón, sin embargo, no pudo evitar la independencia de Bélgica (1830), con la que mantuvo una guerra durante ocho años. La pérdida de este territorio, unida a un cambio constitucional que ampliaba levemente el poder del parlamento y su intención de casarse con Henriette d’Oultremont, le llevó a abdicar.

Willem II  Willem II (1840-49): como Príncipe de Orange, gozaba de gran popularidad en Bélgica y abogó por alcanzar un acuerdo con los belgas cuando estos pretendían independizarse. Cuando ostentó la corona, llevó a cabo reformas liberales encauzadas a ampliar el sufragio popular. Ello posibilitó la creación de una constitución que sigue vigente hoy en día (con algunas ligeras reformas) y la formación del primer gobierno parlamentario del país.

Willem III  Willem III (1849-90): sus ideas eran mucho más conservadoras que las de su padre y no se encontraba conforme gobernando un país constitucionalista, por lo que se planteó abdicar en varias ocasiones. A su muerte, su hija heredó el trono de los Países Bajos, pero no el de Luxemburgo, ya que la Ley Sálica estaba vigente en aquel territorio; ello supuso la independencia del Gran Ducado, bajo el gobierno de la familia Nassau-Weilburg.

Wilhelmina I  Wilhelmina I (1890-1948): ostenta el reinado más largo de un monarca neerlandés y uno de los más agitados, ya que padeció las dos Guerras Mundiales y el declive de los Países Bajos como potencia colonial. Durante la Segunda Guerra Mundial se exilió durante años en Canadá y fue una figura activa de la resistencia frente a los invasores alemanes. Finalmente, abdicó en su hija tras 58 años de reinado.

Juliana I  Juliana I (1948-80): tuvo un reinado más tranquilo que su madre, de hecho su mayor problema se presentó el día de su boda (aún como princesa) ya que su marido iba a ser un conde alemán, y en 1936 el pueblo no veía con buenos ojos el enlace con un enemigo. Sin embargo, él se ganó el cariño del pueblo neerlandés ya que fue oficial durante la II Guerra Mundial (luchando contra los germanos). Juliana también abdicó en su hija.

Beatrix I  Beatrix I (1980-2013): siendo muy pequeña, su familia tuvo que huir cuando los Países Bajos fueron invadidos por Alemania. Terminada la guerra, Beatrix estudió derecho en la Universidad de Leiden. Se casó en 1965 y la historia volvió a repetirse: su marido era Claus von Amsberg, un diplomático alemán que había formado parte de las juventudes hitlerianas, lo cual levantó recelos entre los neerlandeses.

Willem Alexander I  Willem-Alexander I (2013-): el monarca neerlandés que ostenta la corona en el momento de acuñación de la moneda, a los pocos meses de acceder al trono, después de que su madre abdicara en su favor. Fue el primer monarca neerlandés en casarse con una mujer plebeya.

El diseño de la moneda muestra una gran originalidad y transmite a la perfección la sensación de continuidad de la familia Orange-Nassau, sin embargo, ¿resulta adecuado ligar la independencia de un país al reinado de una dinastía?

© Copyright del texto y de las fotografías de monedas es propiedad de Daniel Grimoir

2 comentarios:

  1. Maravillosa moneda, una de las más especiales del 2013 por su forma metafórica y poética de transmitir la idea de la dinastía (algo que no es habitual en las aburridas monedas de este país y otras monarquías...).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta mucho, es muy poética

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...